Xerox NoteTaker

De El Museo de los 8 bits
Saltar a: navegación, buscar
Ordenador Xerox NoteTaker. Imagen cortesía del Computer History Museum.

El Xerox NoteTaker probablemente fué el primer ordenador portable. Se desarrolló en el Xerox PARC de Palo Alto, California, en 1976. Aunque sólo se construyeron diez prototipos y nunca entró en producción, como otros inventos de ese laboratorio, tuvo una gran influencia en el diseño del Osborne 1 (el primer portable comercial) y el Compaq Portable (el primer ordenador compatible IBM PC y también el primer PC portable).

El NoteTaker fue desarrollado por un equipo que incluía a Adele Goldberg, Douglas Fairbairn, y Larry Tesler. Se vio muy influenciado por las investigación previa de Alan Kay, que previamente desarrolló el proyecto Dynabook. Mientras que el Dynabook era un concepto de ordenador transportable imposible de implementar con la tecnología existente entonces, el NoteTaker fue pensado para para demostrar que podía hacerse.

El ordenador empleaba la más avanzada tecnología de su tiempo, incluyendo un monitor monocromo integrado, una unidad de disquete y un ratón. Contaba con 128 Kilobytes de memoria RAM, por entonces una cantidad enorme, y utilizaba una CPU a 1 MHz. Como sistema operativo utilizaba una versión de Smalltalk, que había sido escrito para el ordenador Xerox Alto, que fue el primero en integrar la interfaz gráfica de usuario.

El NoteTaker usaba una caja similar a la de una máquina de coser portátil; el teclado se deslizaba abajo para mostrar el monitor y la unidad de disquete. El factor de forma fue usado posteriormente por los principales ordenadores portables, incluyendo al Osborne 1 y al Compaq Portable. No obstante, esos equipos pesaban casi la mitad que el NoteTaker, que alcanzaba los 22 kilogramos (48 libras). De haber sido producido comercialmente, cada NoteTaker hubiera costado la astronómica cifra de 50.000 dólares.

Enlaces externos