Livingstone supongo

De El Museo de los 8 bits
Saltar a: navegación, buscar
Pantalla de carga para Amstrad PCW
Juego en Amstrad PCW
El mono te tira cocos Amstrad CPC
La serpiente te ha matado Atari ST
Jugabilidad de Livingstone Supongo, versión PC. Stanley, bajando un tronco en un río y una cascada, usa la pértiga. La fuerza aplicada es de 3 a 4, la franja oscura es el suministro de alimentos, la luminosa es el agua. Debajo de la cascada se encuentra la entrada a la cueva, en el río hay un pez depredador, y en el acantilado se mueve un escorpión y crece una palmera, sobre la cual un mono se sienta y arroja nueces. Una de las nueces vuela sobre la cabeza de Stanley.
Usando al pértiga para saltar Commodore 64

Livingstone supongo es un videojuego de acción-aventura desarrollado por la empresa española Opera Soft en 1986 para los ordenadores de la época Sinclair ZX Spectrum, MSX, Amstrad CPC, Amstrad PCW, Commodore 64, Atari ST y PC. En cada una de ellas se exprime al máximo los recursos de cada plataforma.

En el Reino Unido es distribuido por Alligata Software como Livingstone, I Presume, a un precio de 8,95 libras las versiones en casete de Amstrad, MSX, Spectrum y Commodore, 9,95 la versión disquete 5,25 de Commodore 64, y 14,95 las versiones disquete de Amstrad y MSX.[1]

Autores

  • Programa : José Antonio Morales Ortega
  • Gráficos : Carlos A. Díaz de Castro

Desarrollo y lanzamiento

En 1986, durante el apogeo de la edad de oro del soft español[2], Opera Soft desarrolló tres juegos para su debut: Livingstone Supongo , The Last Mission y Cosa Nostra. Históricamente, Livingstone supongo es el que se lanzó primero. El padre del juego es José Antonio Morales Ortega, quien en ese momento era uno de los empleados clave de la compañía. La inspiración le vino en viaje en autobús desde Madrid a Loja (su pueblo), ubicado en la provincia de Granada[3] :

En la carretera de Andalucía hay un restaurante con forma de molino donde paraba el autobús. Estaba en el bar tomando un bocadillo y el refresco de turno y vi una cinta de música que tenía dibujado un explorador en la portada, esa fue la inspiración. Durante los siguientes cuatrocientos kilómetros de viaje acabé de idear el juego.
José Antonio Morales Ortega

Livingstone supongo fue lanzado por Opera Soft en España en noviembre de 1986 para los Amstrad CPC. Posteriormente, en 1987, se lanzaron versiones del juego para varias plataformas: Sinclair ZX Spectrum, Commodore 64, MSX, MSX2, Amstrad PCW, Atari ST y PC. Livingstone Supongo fue traducido al inglés y lanzado por Alligata Software en el Reino Unido bajo el nombre de Livingstone I Presume. Dado que el editor consideraba que el juego era demasiado complicado, la entrega incluía la posibilidad de usar el código de trucos de vidas infinitas y el mapa de los primeros cuatro niveles del mundo del juego[4][5][6]. Fue distribuido en otros países europeos, donde Alligata Software se dedicaba a la distribución como Alemania, y por Opera Soft en Francia[7].

Livingstone supongo ha sido parte de varias colecciones[8]. En 1987 se publicó en la colección Pack Monstruo, publicada por Dinamic Software[9]. En 1989, el juego se incluyó en la colección Opera Storys 1, que incluía los juegos Livingstone Supongo , Goody, The Last Mission y Cosa Nostra para Sinclair ZX Spectrum, MSX y Amstrad CPC[10]. En enero de 1990, se regala en la cinta de portada A del número 195 de MicroHobby[11]. Además, el juego fue incluido en la colección Pack Opera 25, que consistía en 26 juegos y fue lanzado por Digital Dreams Multimedia en 1994[12].

Jugabilidad

Livingstone supongo es un videojuego de acción-aventura, hecho con sprites por Bit blit. El mundo del juego ocupa 63 pantallas[5]. El jugador controla a Stanley, cuya tarea es encontrar a Livingstone. En el camino, muchos peligros lo acechan: animales salvajes, barreras naturales, tribus hostiles y otros. Según el tipo de terreno y los monstruos que los habitan, las pantallas del mundo del juego se dividen en ocho niveles (selva, cueva, río, etc.). Durante su viaje, Stanley debe pasar por el templo sagrado de Ujiji (al comienzo del séptimo nivel), y para ello, primero debe recoger cinco piedras sagradas. Si el viajero no los tiene cuando llega al templo, la sacerdotisa no lo deja entrar[13][14][4][5].

Las oportunidades de Stanley

El personaje controlado por el jugador puede moverse horizontalmente, agacharse y saltar. Para destruir enemigos y superar obstáculos, tiene un boomerang, un cuchillo, una granada y una pértiga. Cada uno de estos objetos se puede usar un número infinito de veces, pero solo mientras el objeto aplicado no haya desaparecido (después de despegar detrás de la pantalla o debido a una colisión con un obstáculo), no se puede reutilizar. Además, el jugador puede ajustar la fuerza aplicada. Un boomerang, un cuchillo y una granada pueden destruir a los enemigos, y cada arma tiene sus propias características[4][1].

Stanley puede lanzar un boomerang, que vuela a lo largo de un camino elíptico a través de obstáculos infranqueables, y luego regresa al punto de tiro desde el lado posterior. En este caso, cuanto mayor sea la fuerza del lanzamiento, mayor será la elipse que describe un boomerang. El cuchillo lanzado no supera los obstáculos y comienza a volar con la velocidad horizontal establecida por la fuerza y ​​bajo la acción de la gravedad. Como resultado, la trayectoria es una parábola, y el cuchillo cae gradualmente. La tercera arma es una granada, que se lanza hacia arriba en diagonal. Se ve afectado por la gravedad y la trayectoria representa una parábola. Si una granada encuentra un obstáculo sólido, entonces explota, destruyendo con su explosión a los enemigos cercanos y al propio Stanley[13][14][15][5].

El último elemento a utilizar es una pértiga con la que Stanley realiza saltos largos. Para usar la pértiga, se necesita un soporte que esté frente al personaje. Además, desde un lugar y apoyado en la pértiga, el viajero salta. Por lo tanto, Stanley puede realizar tanto saltos regulares pequeños con aceleración horizontal como saltos largos con pértiga[14][15][5].

Si el héroe encuentra la piedra sagrada, entonces se le agrega una vida. La vida puede perderse por la sed o el hambre. Aquí hay dos indicadores relevantes, cuyo valor disminuye con el tiempo. Cada uno de ellos se puede reponer si encuentras artículos comestibles o para beber en el mundo del juego[13][4].

Mecánica del juego

El jugador tiene 8 vidas, una de las cuales, como regla, pierde en una colisión con personajes enemigos u objetos peligrosos lanzados por ellos. Por ejemplo, en el primer caso puede ser una serpiente venenosa, y en el segundo, un arquero nativo. Un héroe puede morir a causa de obstáculos naturales: golpear un pantano, ahogarse en un río, etc. Algunos personajes hostiles lanzan objetos a Stanley (por ejemplo, un mono arroja nueces) que inutilizan al viajero, y debido a esto, el personaje controlado por el jugador no puede hacer nada[13][16][17].

En el juego hay enemigos con comportamiento especial. El personaje principal en algunas pantallas es perseguido por un ave que, si llega a Stanley, lo lleva a su nido y lo deja allí, y el héroe tiene que salir de allí. O, si Stanley cae en una trampa, entonces en ella se le puede quitar la vida que aparece en un lugar aleatorio en la pantalla. Si se puede matar al enemigo, para eliminarlo es necesario entrar con un objeto arrojadizo y se le dan puntos por él. Además, el juego tiene una variedad de mecánicas de juego. Por lo tanto, en varias pantallas hay un interruptor que cambia cuando un bumerang lo golpea, lo que cambia otros elementos del mundo del juego y permite al héroe salir de la trampa o eliminar un obstáculo en el camino. Para moverse en el río Stanley se sube en un tronco que se desplaza con cierta velocidad y, al mismo tiempo, el personaje puede realizar algunas acciones en él[13][16][5].

Estructura

Está dividido en dos partes. En la primera deberemos avanzar a través del mapa hasta encontrar el templo y a la vez localizar las cinco gemas preciosas sin las cuales no nos será permitido entrar al templo y por tanto finalizar el juego. Una vez localizado el templo una nativa nos obsequiará danza. La segunda zona del juego tiene un carácter más lineal, contando con una gran dificultad.[3]

Trama

La configuración y la trama del juego se basan en los acontecimientos históricos de la época victoriana[13]. El famoso misionero y explorador escocés, David Livingstone, desde 1841 y durante varios años completó varias misiones y expediciones a África y, a su regreso, se convirtió en un héroe nacional. En 1865 fue designado por la Royal Geographical Society para buscar el nacimiento del Nilo. En 1871, debido a la falta de noticias de Livingstone, el periódico estadounidense New York Herald organizó una expedición para buscarle, dirigida por el corresponsal del periódico Henry Stanley. La expedición comenzó desde Bagamoyo en la costa este de África y, siguiendo la cuenca del río Zambeze llegó a la ciudad de Ujiji[4][18]. En ese encuentro Stanley pronunció su famosa frase: «Doctor Livingstone, supongo»[1].

En el juego se encarna al histórico explorador Henry Stanley. El jugador cuenta con 3 armas (boomerang, cuchillo, granada) y una pértiga con la que rebasar grandes obstáculos, además de su propio salto. En el camino se interponen desde animales hasta nativos a través de ríos, junglas, poblados, minas, templos malditos y cuevas oscuras.

En las publicaciones en idioma ruso, el personaje principal se llamaba Livingstone, y su objetivo era buscar piedras mágicas robadas para la diosa, quien con su ayuda establecería la paz en la jungla o liberaría a la niña secuestrada[16][15].

Instrucciones

David Livingstone, famoso misionero y explorador inglés, marchó en 1841 a África con una misión sanitaria, trabajando durante varios años en Bechualandia.

Tras su regreso a Inglaterra en 1866 vuelve a África para aclarar las relaciones entre las cuencas del Zambeze y el Nilo con el deseo de hallar las fuentes de este río.

En 1871 tras varios años sin noticias de Livingstone el diario New York Herald envía a Henry Morton Stanley en su búsqueda. Para lo cual desembarca en Bagamoyo, en la costa oriental de África junto a Zanzibar, desde donde habrá de remontar el río Zambeze hasta el poblado de los Ujiji, donde se supone que debe encontrarlo.

Stanley conocedor del África sabe que va a enfrentarse con múltiples peligros (animales salvajes, innumerables obstáculos naturales, tribus antropófagas), y ha de atravesar el templo sagrado de los Ujiji al que habrá de llevar las cinco piedras sagradas de la tribu por lo que en su equipaje ha incluido un machete, un bumerán, granadas y su inseparable pértiga.

EL JUEGO

Para intentar encontrar a Livingstone cuentas con tres armas arrojadizas con las que matar a tus enemigos, cada una de las cuales tiene un movimiento distinto, el cuchillo tiene un movimiento horizontal con caída por gravedad, el bumerán tiene su movimiento clásico y las granadas tienen un movimiento parabólico. También cuentas con una pértiga con la que podrás saltar montañas y abismos.

Habrás de tener cuidado con tus niveles de nutrición e hidratación, pues si éstos bajan más de la cuenta...

La jungla, fieras salvajes, cataratas, templos malditos, caníbales. con ingenio y astucia encontraras en el corazón de África al perdido LIVINGSTONE, SUPONGO.[14]

CONTROLES

  • Q : Salto
  • A : Agacharse
  • O : Izquierda
  • P : Derecha
  • SPACE : Fuerza
  • 1 : Boomerang
  • 2 : Cuchillo
  • 3 : Granadas
  • 4 : Pértiga
  • H : Pausa
  • G : Abortar

Valoraciones y opiniones

Recepción
Crítica
Publicación Calificación
Amstrad CPC Atari ST Commodore 64 MSX Spectrum
Advanced Computer Entertainment) 837[19]
Amstrad Computer User 17/20[20]
Aktueller Software Markt 45/60[17]
Crash 77%[13]
CVG 7/10[1] 7/10[1] 7/10[1]
The Games Machine 69%[4]
Gen4 75%[21]
MicroHobby 49/60[18]
Micromania 17/20[22]
Sinclair User 8/10[6]
Your Sinclair 7/10[5]

La prensa española de videojuegos lo recibe con entusiasmo, y más tarde, después del lanzamiento de Livingstone Supongo en otros países, los críticos europeos recibieron el juego de forma más restringida[13][18][6][22]. Los críticos destacaron la buena calidad de los gráficos y la animación[13][17][19], así como la alta complejidad del juego, que requiere tanto la precisión de las acciones realizadas como la planificación estratégica[4][1][6].

El primer artículo sobre el juego fue publicado en la revista española Micromanía, donde se informó que la calidad del juego le permitiría competir con las principales compañías de juegos del mundo. Los editores notaron el "ajuste perfecto", gráficos asombrosos, muchas sorpresas agradables y una animación suave. La principal dificultad del juego, según la opinión, es la necesidad de realizar con precisión las acciones del juego[22]. En la reseña de MicroHobby, el juego se describió como una combinación original y fascinante de varios elementos, y el juego, a diferencia de los tiradores existentes en ese momento, se distinguía por la necesidad de planificación. Según los periodistas, el primer producto de Opera Soft se creó "magistralmente"[18]. Según una nota en Sinclair User, Alligata Software adquirió una licencia para distribuir el juego en el Reino Unido después de que Livingstone Supongo se convirtió en "fantásticamente sensacional" en el mercado español[6].

Influencia

Livingstone Supongo tuvo éxito no solo en España, sino también en Inglaterra. Esto permitió a la compañía lanzar una serie de juegos, como Cosa Nostra, Goody y The Last Mission. Se cree que en el éxito de todos los juegos de Opera Soft Livingstone Supongo solo es superado por La abadía del crimen, lanzado mucho más tarde[2]. Al mismo tiempo, en retrospectiva, Livingstone Supongo es considerado como uno de los juegos más difíciles de su tiempo[23].

El juego se creó en un entorno en el que el género de los videojuegos de plataformas perdió popularidad y comenzó a cambiar a rompecabezas, que consisten en la necesidad de diferentes usos del mundo del juego. En Livingstone Supongo, se propusieron otras mecánicas del juego, que requerían que el jugador realizara con precisión varias acciones en cada pantalla, o de lo contrario, el personaje controlado por el jugador moriría. Además, se agregaron otros elementos que traen diversidad al juego, por ejemplo, la necesidad de buscar todas las piedras sagradas para pasar a una nueva fase del juego[3].

En la historia de los juegos españoles, Livingstone Supongo tuvo el final más controvertido: cuando Stanley encuentra un explorador, su diálogo comienza con la pregunta "¿Livingstone Supongo?" Y la respuesta No. Esta técnica utilizada por Opera Soft más tarde, por ejemplo, en el juego Goody (en el que personaje principal, después de piratear la caja fuerte del Banco de España, descubre que está vacía[3]).

La excesivamente simple escena final del juego estuvo condicionada por la escasez de memoria de que se disponía tras el desarrollo del resto de la aventura[24]

En 1989, Opera Soft lanzó la secuela Livingstone supongo II, en la que trabajaron otros empleados de la compañía [25]. A diferencia de la primera parte, Livingstone Supongo II ha perdido su frescura y originalidad. Sin embargo, se cree que la influencia de Livingstone Supongo en la cultura popular sobrevivió durante años, y el juego en sí tuvo un lugar honorable entre los juegos de la década de 1980[3].

Véase también

  • Livingstone, Lost Again, continuación de la saga, esta vez para móviles, publicado por Exelweiss en 2007.
  • Goody, juego realizado por el mismo grafista, con el cual guarda cierto parecido.

Referencias

  1. 1,0 1,1 1,2 1,3 1,4 1,5 1,6 Paul. (1987). «Livingstone I Presume» (en inglés). Computer and Video Games (Future Publishing) (68):  p. 27. ISSN 0261-3697. https://ia800301.us.archive.org/13/items/cvg-magazine-068/CVG_068_Jun_1987.pdf. 
  2. 2,0 2,1 Fernando Rodríguez Martínez (2003). «Historia del software español de entretenimiento». Macedonia Magazine.:  pp. 18 a 20. http://www.frodrig.com/HistoriaSoftwareEspanol.pdf. Consultado el 12 de octubre de 2015. 
  3. 3,0 3,1 3,2 3,3 3,4 Esteve Gutiérrez, Jaume (21 de octubre de 2013). «Livingstone, Supongo, la obra cumbre de Opera Soft» (en español). IGN España. http://es.ign.com/retro/69323/feature/livingstone-supongo-la-obra-cumbre-de-opera-soft. Consultado el 12 de octubre de 2015. 
  4. 4,0 4,1 4,2 4,3 4,4 4,5 4,6 «Livingstone I Presume» (en inglés). The Game Machine (Newsfield Publications) (3):  p. 41. 1988. https://ia902706.us.archive.org/13/items/the-games-machine-03/TheGamesMachine03.pdf. 
  5. 5,0 5,1 5,2 5,3 5,4 5,5 5,6 Tony Lee (1987). «Livingstone I Presume» (en inglés). Your Sinclair (Dennis Publishing) (19):  p. 29. ISSN 0269-6983. Archivado del original el 11 de agosto de 2014. https://web.archive.org/web/20140811061255/http://www.ysrnry.co.uk/articles/livingstoneipresume.htm. 
  6. 6,0 6,1 6,2 6,3 6,4 «Livingstone I Presume» (en inglés). Sinclair User (EMAP) (64):  p. 29. 1989. ISSN 0262-5458. https://archive.org/stream/sinclair-user-magazine-064/SinclairUser_064_Jul_1987#page/n27/mode/2up. 
  7. Manfred Kleimann (1988). «Die tausend Leben des guten Stanley» (en alemán). Aktueller Software Markt (Tronic Verlag) (9):  pp. 8. ISSN 0933-1867. https://ia601901.us.archive.org/34/items/asm_magazine-1988-01/ASM_01_1988.pdf. 
  8. «Livingstone Supongo» (en inglés). World of Spectrum. Archivado desde el original el 23 de diciembre de 2016. Consultado el 12 de octubre de 2015.
  9. «Pack Monstruo». World of Spectrum. Archivado desde el original el 6 de abril de 2016. Consultado el 12 de octubre de 2015.
  10. Opera Storys. 1 en Computer Emuzone
  11. «Livingstone Supongo (original Opera) + Pasadisk + 11 cargadores». MicroHobby (HobbyPress) (195):  pp. 1. 1990. ISSN 9955-8653. https://microhobby.speccy.cz/mhf/195/MH195_01.jpg. Consultado el 12 de octubre de 2015. 
  12. Pack Opera 25 en Computer Emuzone
  13. 13,0 13,1 13,2 13,3 13,4 13,5 13,6 13,7 13,8 «Livingstone I Presume» (en inglés). Crash (Newsfield) (41):  pp. 110, 111. 1987. ISSN 0954-8661. https://gopherproxy.meulie.net/gopher.meulie.net/I/WorldofSpectrum/sinclair/magazines/Crash/Issue41/Pages/Crash4100111.jpg. Consultado el 12 de octubre de 2015. 
  14. 14,0 14,1 14,2 14,3 «Instucciones de Livingstone Supongo». World of Spectrum. Archivado desde el original el 7 de septiembre de 2015. Consultado el 12 de octubre de 2015.
  15. 15,0 15,1 15,2 Pavel Strelnikov, Vadim Ershov (1994). 500 игр ZX Spectrum. Выпуск 1 (en ruso). УРИО Алфавит, pp. 83 a 84. ISBN 5-85306-022-8.
  16. 16,0 16,1 16,2 (1993) 500 компьютерных игр (en ruso). Moscú: СОЛОН, pp. 97 a 98. ISBN 5-85954-011-6.
  17. 17,0 17,1 17,2 Kleimann, Manfred (1987). «Die "tausend" Leden des guten Stanley!» (en alemán). Aktueller Software Markt (Tronic Verlag) (9):  p. 8. ISSN 0933-1867. https://ia902704.us.archive.org/31/items/asm_magazine-1987-89/ASM_89_1987.pdf. Consultado el 12 de octubre de 2015. 
  18. 18,0 18,1 18,2 18,3 «tras las huellas del Dr. Livingstone». MicroHobby (HobbyPress) (116):  pp. 12, 13. 1987. ISSN 9955-8653. https://microhobby.speccy.cz/mhf/195/MH116_12.jpg. 
  19. 19,0 19,1 «Livingstone I Presume» (en inglés). ACE: Advanced Computer Entertainment (Future Publishing) (5):  p. 67. Febrero de 1988. ISSN 0954-8076. Archivado del original el 10 de octubre de 2015. https://archive.is/20150810171342/https://wos.meulie.net/pub/sinclair/magazines/ACE/Issue05/Pages/ACE0500067.jpg. Consultado el 12 de octubre de 2015. 
  20. Nigel, Liz, Colin. (1987). «Dr Livingstone» (en inglés). Amstrad Computer User (Amsoft) (Junio 1987):  p. 84. ISSN 0952-3049. https://archive.org/stream/AmstradComputerUser200786/AmstradComputerUser/AmstradComputerUser31-0687#page/n83/mode/2up. Consultado el 12 de octubre de 2015. 
  21. Franchi, Betty; Franchi, Robert (1988). «Livingstone Supongo» (en francés). Génération 4 (3):  p. 42. ISSN 1624-1088. http://download.abandonware.org/magazines/Generation%204/generation4_numero003/Gen4%20%233%20-%20Page%20042.jpg. 
  22. 22,0 22,1 22,2 «Livingstone Supongo». Micromanía (HobbyPress) (18):  p. 34. 1986. ISSN 9955-8726. http://computeremuzone.com/ficha.php?id=141&pg=mags#menu. 
  23. Probertoj. (23 de abril de 2012) (en español). La edad de oro del software español de 8 bits, de la A a la Z. Vida Extra. Archivado del original el 29 de diciembre de 2016. https://web.archive.org/web/20161229140107/https://www.vidaextra.com/juegos-retro/la-edad-de-oro-del-software-espanol-de-8-bits-de-la-a-a-la-z. Consultado el 2 de mayo de 2017. 
  24. [|Caballero, Juan Carlos] (2013). «Livingstone Supongo: hablamos con José Antonio Morales, fundador de Opera Soft y creador del juego». Retro Gamer España (Axel Springer) (7):  pp. 56 a 65. 
  25. «Stanly en Problemas». MicroHobby (HobbyPress) (195):  pp. 27. 1990. ISSN 9955-8653. https://microhobby.speccy.cz/mhf/195/MH195_27.jpg. Consultado el 12 de octubre de 2015. 

Enlaces relacionados